Crimen y Castigo de Fiódor Dostoyevski 1866

Rodión Románovich Raskólnikov es un joven estudiante, que lucha contra la pobreza por culminar sus estudios. Se suma a su situación el hecho de que es responsable por la suerte de su hermana Abdocia Románovna Raskólnikova  también llamada Dunia y su madre Pulkeria Aleksándrovna RaskólnikovaRodion se siente sobrepasado por todo el peso de sus obligaciones entonces deja de trabajar, deja sus estudios y se encierra en su cuarto, donde una idea fija se apodera de sus pensamientos.

El muchacho tiene la teoría de que en el mundo existen dos tipos de hombres; los ordinarios y los extraordinario, los primeros son los que siguen las leyes establecidas por la sociedad y los segundos son los que rompen estas leyes para crear un nuevo orden de las cosas; Rodion piensa que estos hombres tienen el deber de quitar todo obstáculo del camino, en bien de su ideal,  al final en su nombre serán levantadas estatuas y honores, pues su destino es cambiar para bien, la historia de la humanidad.

Raskolnikov se convence así mismo que es un hombre extraordinario y que debe matar a una vieja usurera, que se aprovecha de la necesidad de sus clientes; con el fin de apropiarse del dinero de esta mujer, pagar sus estudios, ayudar a su familia y continuar su vida dando servicio a la humanidad.

Pero cuando ejecuta el crimen se ve sorprendido por la hermana de la vieja Lisbeth a quien también mata, logra escapar pero no se lleva mas que una cuantas joyas  y un talegito que quita del cuello de la mujer asesinada,  nunca lo abre. Se enferma de los nervios, se confunde, pierde temporalmente la conciencia de los hechos, padece de fiebre y actúa irracionalmente. Se atormenta y descubre que él, no tenia ningún derecho, que realmente, el solo hecho de preguntarse si era un hombre extraordinario, era prueba de que no lo era.

La novela gira en torno a este crimen, a la desgraciada vida familiar de Sofía Semiónovna Marmeládova o  Sonia,  los diálogos filosóficos e intelectuales que sostiene Raskolnikov con el policía Porfirio Petróvich, quien gracias a ellos logra entrever quien es el culpable e insta al joven a que se entregue y la situacion de Dunia y Pulkeria, quienes tratan de llegar al hermano y al hijo sin poder entender que le sucede.

Rodion,  no es malo, por el contrario tiene un excelente corazón, se desprende fácilmente del dinero en pos de ayudar a alguien, no duda en poner en riesgo su vida con tal de salvar  a otros y tiene un código moral bastante elevado, pero cae en un mutismo absoluto, deja de trabajar, de estudiar, se vuelve conformista, si come bien y si no también, vende sus libros, empeña el reloj de su padre. Entonces una idea absoluta, como susurrada por las fuerzas del mal se apodera de su mente. Creo que es bien importante este punto, Rodion se dio por vencido, dejo de luchar por sus metas y entonces se dejo seducir por un mal pensamiento, en su delirios de grandeza se sintió excusado dejando perder su alma en el camino.

Estaba en la misma situación que su mejor amigo, en toda la trama, Dmitri Prokófich Razumijin, quien continuaba dando clases y haciendo traducciones para mantenerse pero me parece a mi que se convenció a si mismo que nada de eso valía la pena y escogió el camino fácil, el asesinato con el fin de robar.

¿La sociedad hace al criminal? o ¿ el criminal se hace así mismo? Interesantes preguntas. El autor parece tener la filosofía  de que,  si bien el medio influye para que el crimen se consume, es la naturaleza humana la madre del criminal. Rodion se volvió criminal por su decisión pudo hacer mil cosas, pero eligió asesinar, el mismo lo dice cuando explica su crimen a Sonia. si bien la sociedad es una incubadora para el criminal el hombre siempre tiene la capacidad e elegir que camino seguir.

Por supuesto al final de la novela, el gran vencedor es el amor y la fe, pues solo el amor de Sonia, es capas de sacar a Rodion de aquel estado reflexivo y amargado, en el que se ha sumergido y solo la fe de está muchacha la mantiene firme ante sus muchas desgracias.

Una obra maestra, altamente recomendable, de la que hay mucha tela que cortar y muchas cosas que aprender. Los personajes están magistralmente trabajados, la historia no tiene partes flojas, y el final me conmovió hasta el llanto.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Drácula de Bram Stoker

A medida que fui avanzando en la lectura de esta hermosa novela, fueron apareciendo  ciertos detalles que me hicieron pensar que este escritor, era diferente de otros autores de la época, pude ver ciertos comentarios dando un valor elevado a la inteligencia de la mujer, dándonos un protagonismo que difícilmente he encontrado en los libros del siglo XIX; asi que busque su biografía, gratamente el señor Bram Stoker fue criado por su madre una feminista militante de aquellos tiempos, esta honorable mujer tuvo un papel trascendental en el desarrollo creativo de su hijo, de esta forma quedaron confirmadas las sospechas, Bram Stoker era feminista o por lo menos no se creía superior a la mujer.

En cuanto  al libro, me cautivaron varios de sus personajes, pero Mina se llevo la estrella de oro, creo que el cine la ha mantenido un poco ignorada, y le han dado un mayor protagonismo al sarcástico Van Helsing o al mismo Drácula. Mina es una muchacha  sencilla, muy organizada, muy enamorada de su esposo; para los que han visto la película, quiero aclararles que ella no esta enamorada del Conde Drácula, este la convierte, en venganza  de los hombres que destruyeron sus nidos. Pero volviendo a Mina, es gracias a ella, a su inteligencia, previsión y nivel organizativo que logran llevar a cabo la cacería del monstruo. Mina es una mujer capaz de hacerle pequeñas bromas el profesor Van helsing, es una maestra en taquigrafía, y tiene varios pensamientos que la hace, para mí, una mujer bastante feminista;  el mismo profesor dice que “tiene el cerebro entrenado como el de un hombre“.

En un principio quieren tenerla al margen, para protegerla pero pronto comprenden que ella les, es indispensable. Mina lucha contra el poder que adquiere el conde sobre ella y trata de conservar su libre albedrío, convirtiendo ese poder en algo que juega en contra de Drácula. Es  en definitiva un personaje grandioso, si pensamos en las limitaciones que tenían las mujeres de la época, ella es respetada y protegida por los hombres pero también es valorada como un igual.

El que sigue es Jonathan es un hombre tan dulce, sufre tanto en trama de la historia, ama y busca proteger a su esposa, el amor aquí esta representado por esta hermosa pareja que basa su amor, en la confianza, entre ellos no hay secretos. La película del 2002, que es una adaptación grandiosa; se invento ese romance de Nina con Drácula, en el que hacen ver el matrimonio de esta chica con Jonathan como si fuera un deber pero esto en el libro no es así.

El Conde  Drácula, que pinta Bram Stoker, es básicamente un criminal con muchos poderes, pero también con grandes debilidades. El objetivo de ir a Londres, no es buscar a su novia, es tener mas acceso a las personas, a mas alimento. Es demasiado egoísta para amar, la verdad es que leyendo la novela en la que se han basado tantas historias sobre vampiros, donde los muestran como seres capaces de amar obsesiva y ardientemente, no entiendo de donde sacaron esa idea. Desde el punto de vista psicológico, se puede decir que Drácula es un esclavízador de la mujer, pues una vez convertidas en vampiros pasan a ser parte de una especie  harem donde se complacen todos sus deseos;  mientras Jonathan es el simbolismo de lo que debe representar un esposo, quien escucha a su esposa y la toma como su igual. En el cine por el contrario, la mujer pasa a ser liberada sexualmente cuando es convertida por su vampiro y Jonathan pasa a ser el que las esclaviza capturandola en su labor de esposa.

Drácula desprende un horrible hedor a muerte por su boca, sus actos son criminales, y como criminal es juzgada su mente. Aquí les dejo un análisis del conde hecho por  el propio Van Helsing:

En los criminales existe esa peculiaridad. Es tan constante en todos los países y los tiempos, que incluso la policía, que no sabe gran cosa de filosofía, llega a conocerlo empíricamente, que existe. El criminal siempre trabaja en un crimen…, ese es el verdadero criminal, que parece estar predestinado para ese crimen y que no desea cometer ningún otro. Ese criminal no tiene un cerebro completo de hombre. Es inteligente, hábil, y está lleno de recursos, pero no tiene un cerebro de adulto. Cuando mucho, tiene un cerebro infantil. Ahora, este criminal que nos ocupa, está también predestinado para el crimen; él, también tiene un cerebro infantil y es infantil el hacer lo que ha hecho. Los pajaritos, los peces pequeños, los animalitos, no aprenden por principio sino empíricamente, y cuando aprenden cómo hacer algo, ese conocimiento les sirve de base para hacer algo más, partiendo de él. Dos pousto, dijo Arquímedes, ¡dénme punto de apoyo y moveré al mundo! El hacer una cosa una vez es el punto de apoyo a partir del cual el cerebro infantil se desarrolla hasta ser un cerebro de hombre, y en tanto no tenga el deseo de hacer más, continuará haciendo lo mismo repetidamente, ¡exactamente como lo ha hecho antes!

Exacto Drácula a pesar de tener muchos siglos es un ser inmaduro y predecible, eso explica que a la larga sea tan fácilmente destruido, por seres humanos, limitados en fuerza pero con grandes convicciones espirituales, “arriba de Dios no hay nada”  reza el adagio y con él de nuestro lado nada nos vencerá. En un principio Van Helsing piensa que se topa con un gran oponente pero en medio de la lucha se hace consciente de esta gran debilidad.

Sobre la adaptación cinematográfica del 2002, me pareció que es de las pocas que estuvieron a la altura del clásico que quisieron representar en la pantalla grande. Aunque no me gusto el personaje de Mina en la película sencillamente la bajaron de nivel, comparada con la Mina del libro.

Bueno me imagino que abra quienes se sentirán descrestados por el profesor Van Helsing, a mi me pareció un personaje grandioso,  con su sarcasmo e inteligencia. Pero yo, me quedo con Mina y con Jonathan; son mis favoritos.

La venganza de montecristo

Los pecados del padre, los pagaran los hijos hasta siete generaciones“.

Esta es la frase extraída de la biblia que el Conde utiliza para excusar su  venganza, la cual no solo va dirigida a los que le causaron penas; también a sus familias. Cosa que me parece realmente cruel y que al final del libro se voltea en su contra hiriendo precisamente a quienes él aprecia y quiere proteger.

El poder que da el dinero, permite que los seres humanos lleguemos a pensar que somos como dios, eso se ve constantemente cuando hombres en medio de su arrogancia se creen superiores tan solo porque el mismos Dios les has dado ciertos privilegios; ignorando que estos también se les han dado con una gran responsabilidad. No es malo ser rico, lo realmente malo es que teniendo los medios para hacer mucho bien, este no se haga o peor aun, se utilicen para el mal.

El conde trato de ser un dios todo poderoso, trato de castigar el mal y de hacer el bien a quien el consideraba que se lo merecía. Incluía en su venganza la familia de sus enemigos, personajes que consideraba tan malvados como sus padres. Error mayúsculo pues de un padre malo puede salir un hijo bueno, es el caso de la pobre Valentina que estuvo a punto de morir.

La venganza contra Villefort, fue para mi la mas cruel; puedo entenderlo porque el fue el mayor causante de las penas del conde, que por su ambición, tomo la decisión de eliminar cualquier huella de la traición política de  su padre. Era un hombre ambicioso pero a mi parecer no era malvado, era  demasiado cuadriculado para serlo. Una de esas personas que siguen a las reglas solo cuando, seguirlas no requiere ningún tipo de sacrificio propio, pero cuando  afecta a sus intereses se justifica en los fines que quiere conseguir, que siempre suelen ser nobles. Villefort pierde todo ser amado y se queda solo, enloquecido de dolor, la muerte arrasó con los habitantes de su casa, que pena tan cruel le es impuesta por sus crímenes.

En cuanto, a Gaspard Caderousse, ese personaje que lo sabia todo pero no se opuso, ese ser que envidiaba la suerte del joven Edmundo, es para mi el mas despreciable,  desde todo punto de vista, su historia a través de la novela, es la de un hombre guiado por la ambición, la envidia y la traición, es como esos seres solapados que te muestran una cara amable mientras acarician el cuchillo tras su espalda. En palabras del Conde:

Escucha por ti ese Dios que rehúsas reconocer en tus últimos momentos. Te había dado salud, fuerzas y ocupación, amigos, y en fin, la vida se lo presentaba tal cual puede desearla el hombre cuya conciencia está tranquila. En lugar de aprovechar estos dones que el Señor rara vez concede con toda su plenitud, he aquí lo que has hecho. Te has entregado a la pereza, a la borrachera y has vendido a uno de tus mejores amigos…

–Óyeme bien –continuó el abate–. Cuando vendiste a tu amigo, empezó Dios, no por castigarte, sino por advertirte. Caíste en la miseria y tuviste hambre, pasaste la mitad de tu vida codiciando lo que hubieras podido adquirir, y ya pensabas en el crimen, dándote a ti mismo la disculpa de la necesidad, cuando Dios obró un milagro, cuando Dios te envió por mi mano, cuando más miserable estabas, una fortuna inmensa para ti, que nada habías poseído. Pero esta fortuna inesperada e inaudita te parece insuficiente desde el momento en que empiezas a poseerla. Quieres doblarla. ¿Y por qué medio? Por el del asesinato. La doblas, pero Dios te la arranca, conduciéndote ante la justicia humana…

Pero por tercera vez, miserable, te pones a tentar a Dios. No tengo bastante –dijiste–, cuando nunca habías poseído tanto, y cometes otro crimen sin motivo, y que no tiene disculpa. Dios se ha cansado. Dios te ha castigado…

La venganza contra Fernando Montego, se me hizo justa, aunque en esta historia tengo algo que anotar. Alberto y Mercedez me parecieron francamente egoístas, no me gusto su actitud de jueces ante un padre y esposo que siempre fue afectuoso y buen proveedor para su hogar.  A ella la tuvo como reina, al hijo como príncipe, mientras él fue rico y respetable estuvieron a su lado pero cuando todo cambio lo abandonaron.

Me alegró mucho que el Conde de Montecristo no volviera con Mercedez, ella simplemente no se lo merecía. En su ultima conversación quedo claro que él ya no la amaba y a ella lo único que le importaba era su hijo, su cargo de conciencia por la muerte de su esposo y el remordimiento de no haber esperado a Edmundo, Aunque honestamente creo que ninguna mujer en el caso de Mercedez hubiese esperado 14 años,  sin saber si su amado estaba vivo o no. Si eso esperaba Edmundo creo que seguía siendo ingenuo,  injusto, hasta un poco egoísta pues en aquella época el hecho de ser mujer le obligaba a depender de la protección de un hombre, que mejor si este la amaba como Fernando.

En cuanto al Barón Danglars aplaudo la inteligencia con que fue llevado a la ruina. Su familia no era la mas bonita de la historia que se diga; creo que a su esposa y a su hija les fue bien, su hija obtuvo la libertad que anhelaba y la esposa no se quedo en la ruina, como sí, le paso a Mercedez. Los movimientos financieros que se hicieron a  lo largo de la novela fueron tomados como prueba de la brillantez y conocimientos que de la economía de su época poseían los escritores de la historia.

Bueno con esto termino la serie de post que sobre el Conde quería escribir. Los invito a que se la lean, no se asusten por lo grande del libro, pues les aseguro que no tiene parte mala.

 

El conde de montecristo

Considerada el mejor trabajo de Alejando Dumas padre, es una novela en 3 tomos escrita en tercera persona, desde la óptica de los  diferentes personajes principales. Trata sobre un joven llamado Edmundo Dantes, quien es acusado injustamente de traición al Rey.

Se puede decir que el viaje de Edmundo Dantes es un viaje hacia la sabiduría, empieza siendo un muchacho ingenuo, transparente e inteligente, después cae al infierno siendo despojado de todo, su familia, su dignidad, hasta de su deseo de sobrevivir pero en el momento de mayor desesperación y tristeza encuentra una luz un ser que se convierte en su guía; el Abate Faria, su maestro, el hombre que le inyecta conocimiento y esperanza.

Su  guia muere cuando ya no es necesario y se convierte en su libertad. Despues empieza su viaje hacia la venganza, busca ser un dios Justiciero, pretende castigar a los malos y ayudar a los buenos pero tan solo es un desencadenador de eventos que terminan saliendo de sus manos.

El mismo lo reconoce:

–Miro mal lo pasado –dijo–, y no puedo haberme engañado así. ¡Cómo! –continuó–, ¡el objeto que me había propuesto sería un objeto insensato! ¡Cómo!, ¡habría andado un camino equivocado por espacio de diez años! ¡Cómo!, ¡una hora bastaría para probar al arquitecto que la obra de todas sus esperanzas era, si no imposible, al menos sacrílega!

El dolor que le causa ver su obra culminada es grande, pero es la lección que le hace falta, es el momento de apreciar que fue bendecido, que debió mirar hacia el futuro, porque si bien sus enemigos le quitaron 14 anos, el les dedico otros diez, tiempo perdido en el odio.

Sólo el que ha experimentado el colmo del infortunio puede sentir la felicidad suprema. Es preciso haber querido morir, amigo mío, para saber cuán buena y hermosa es la vida.

A su vez, este pobre desdichado se convierte en guía y protector de Maximiliano y Valentina. La sabiduría debe ser transmitida, esa es la razón de la anterior frase dirigida a estos últimos, en su ultima carta.

¡Confiar y esperar!“. Es la máxima, al final de tan larga historia, confiarle a Dios todos nuestras penas, solo él puede consolarnos y su justicia es perfecta. Siempre hay un mañana, no hay que desesperar.